jueves, 5 de diciembre de 2013

El sabor de las pepitas de manzana



TÍTULO: El sabor de las pepitas de manzana
AUTORA: Katharina Hagena
AÑO: 2011
EDITORIAL: Maeva





Tras la muerte de Bertha, se reúnen sus hijas (Inga, Harriet y Christa) y su nieta Iris para leer el testamento. Con sorpresa, escucharán que Iris es la heredera de la casa; la joven no sabe muy bien qué hacer con ella y decide tomarse unos días libres de su trabajo de bibliotecaria para poner en orden sus ideas y sus recuerdos.

Se trata de una novela en la que se tejen los recuerdos, las vivencias; el pasado y el presente se van hilando a través de las palabras y de un lenguaje sencillo, en el que predomina la descripción. Es la historia de las mujeres de la familia: desde la abuela Bertha y su hermana Anna, pasando por Inga y su electricidad, Harriet o Mohani, y Christa, la patinadora y madre de Iris; para finalizar con el trío inseparable de Rosmarie, Iris y Mira. Sus historias, sus amores... su vida.


Los recuerdos estarán presentes durante toda la novela, recuerdos, palabras que son testigos del tiempo y así conoceremos sus historias, no siempre felices, y a unos personajes que no son heroicos sino humanos, con sus miedos, con sus secretos... Pues desde un principio se sabe que algo ocurre con Rosmarie, algo  sucedió que cambió sus vidas, pero que hasta el final no se descubre. Iris lo irá desvelando poco a poco, mientras se entrelaza la historia del presente donde se descubre más del pasado con las conversaciones con el señor Lexow o se adivina el futuro con los encuentros extraños y patosos que Iris tiene con Max.

Como he comentado, durante la novela predomina la descripción y eso ralentiza un poco la lectura, acostumbrada como estoy últimamente a la acción juvenil, pero es una descripción precisa de olores y colores del jardín, de los arbustos y de los árboles, que no entorpece, ni desagrada. Utiliza la autora un lenguaje sencillo, tierno sobre todo cuando habla de la enfermedad de la abuela, el Alzeihmer, recuerdos y palabras que se borran de su memoria, pero gestos que repite.

La historia de Max y de Iris o de sus tías, igual que la de su abuela me atrae más que lo que sucedió en el pasado con Rosmarie, personaje que no me ha gustado. Por eso aunque un libro para leer tranquilamente y degustarlo como la manzana roja de la portada, hay que tener presente que no es una gran saga familiar.


13 comentarios:

Shanny dijo...

Conozco este libro y lo tengo en mi lista de pendientes.
Espero que llegue a mi país algún día.
Un abrazo.

Tatty dijo...

Lo leí hace un tiempo y me gustó mucho, yo es que soy de descripciones y por eso no se me hizo lento
besos

Mithamard Aglarluin dijo...

Shanny: con la lista tan larga que tienes de pendiente y buenos libros, te recomendaría que lo dejaras esto para vacaciones de verano y leerlo tranquilamente.
Un abrazo!

Mithamard Aglarluin dijo...

Tatty: en realidad yo creo que se me hizo un poco lento porque había leído a Rick Riordan con Percy Jackson, lógicamente muy diferente a este tipo de novela. Gracias Tatty!

Shorby dijo...

Lo tengo pendiente desde hace un montón =)
A ver si me pongo al lío y lo saco de la estantería.

Besotes

Mithamard Aglarluin dijo...

Shorby: Pues es un libro para leer y degustarlo.
Además han hecho una película, aunque por ahora está en alemán.
Os dejo el enlace para que os paséis a verlo.
http://www.youtube.com/watch?v=h3D-fztkiNI&feature=share

Leyna dijo...

No conocía el libro, gracias por la entrada :)

Besoooooos ^^

Flor dijo...

Me ha llamado mucho la atención este libro por la reseña, me lo apunto,ya sabes que prefiero las descripciones antes que la acción.
Habrá que conseguir la película para comparar, al menos subtitulada en inglés.
Buena reseña, un beso,

Mithamard Aglarluin dijo...

Leyna: encantada de verte por aquí :D

Flor: apunta apunta. Lo de la película no lo sé, antes quiero ver la de La ladrona de libros, me llama más la atención.

Blanca dijo...

Cuando se publicó la vi por todas partes, ahora me la has recordado. Pero con tantas sagas familiares... no sé si acabaré leyéndola.
Un abrazo

Carmen Forján dijo...

Me resultó una lectura apacible y deliciosa, la verdad.
Besos,

Mithamard Aglarluin dijo...

Blanca: es una novela entretenida, yo incluso la recomendaría para las vacaciones y si es en verano, mejor.

Carmen: estoy de acuerdo contigo :D

Mientras Leo dijo...

Lo leí hace un tiempito ya y me pareció una lectura muy agradable, aunque se me ralentizaba a mitad.
Besos